No cambies tu objetivo, cambia tu estrategia.

Muchas veces por estar intentando lograr un objetivo y frustrarnos por no lograrlo, erróneamente podríamos dejar de intentarlo. Y no, no creo que sea conveniente dejar tu objetivo o tu meta, lo que empieza a ser una clara señal que pocos ven es que necesitas dejar «la manera» en que estabas intentando lograrlo. No se trata de que cambies tu objetivo, se trata de que inteligentemente cambies de estrategia.

Hoy se me ocurrió reflexionar brevemente en esto porque recordé cuando durante muchos años, como parte de inteligencia financiera, emprendí negocios alternos para tener ingresos adicionales emprendiendo, entre varios, negocios de multinivel. Durante una temporada funcionaron, pero el modelo del multinivel está diseñado para que en el 95% de los casos tienda a caerse y a desaparecer, por eso es una industria migratoria en donde los distribuidores cambian de una compañía a otra porque todos notan como se caen esos negocios para que de inmediato se vayan corriendo a una «nueva» que promete ser un gran éxito precisamente por lo novedoso, para que luego de un rato vuelva repetirse la historia. Por eso yo dejé los negocios de multinivel hace mucho más de un año. Te aseguro que casi nadie va a tener las agallas de revelarte lo que que te estoy diciendo, porque parte de la estrategia en los negocios de multinivel es ocultar la verdad tapándola con puros eventos llenos de motivación y emoción, aunque con todo el rigor de los números fríos ya no sea negocio para ti. Yo te digo la verdad tal cual la viví en más de nueve años de incluso llegar a grandes rangos y haber triunfado… por cierta cantidad de tiempo en ciclos. Tuve que dejarlos y cambiar. Pero no dejé mi objetivo de tener ingresos adicionales, dejé las compañías de multinivel. Éste fue uno de los mejores cambios que he hecho en mi vida. Emprendí otro modelo de negocio y me llevé la tremenda sorpresa de triunfar muchísimo más que en los otros negocios alternos que realizado en mi vida y encontrando uno sólido realmente en el que sí existen ingresos residuales, un negocio «real». Por eso te digo, no renuncies a tus sueños, renuncia a la compañía o al modelo de negocio que con toda evidencia está demostrando que no te funciona para cristalizar tus sueños en realidad.

Debes de tener mucho cuidado en no dejarte envolver por la emoción que ese tipo de negocios generan donde reiteradamente te insisten en que perseveres, en que la insistencia vence toda la resistencia, pero cuando ya son años, créeme, ya no es cuestión de perseverancia es cuestión de estupidez. Y la línea es muy delgada para muchas personas. Recuerda: las decisiones de negocios deben de tomarse exclusivamente con lógica y sin ninguna emoción. Ésta fue una gran lección de vida que aprendí hace tiempo y fue la llave que me abrió la puerta a uno de los cambios más valiosos que he dado en mi vida en materia de negocios. Si quieres mi ayuda para cambiar a algo mejor, si estás frustrado porque tus negocios no avanzan, si estás cansado de que solamente hoy promesas que no se cumplen, con mucho gusto puedo compartirte información tan sólo para que compares. Envíame tus datos en esta liga haciendo clic aquí y pronto me pondré contacto contigo. Te aseguro que lo mejor está por venir.

No renuncies a tus sueños, renuncia a lo que no te lleva a ellos.

AlejandroAriza.net

Conferenciante inspiracional y motivador, escritor, médico, empresario.

Conferenciante inspiracional y motivador, escritor, médico, empresario.