Los permisos que nos damos

Como humanos, a veces nos permitimos hacer lo que bien sabemos que no debemos hacer, y ese es uno de los absurdos que, como humanos, tenemos como privilegio. Raro, sí. Pero placentero también, quizá.

Hoy fue de esos días. Y creo que si ya nos permitimos hacer lo que no, convendría prohibirse ahora el arrepentimiento. Bien valdría la pena ver hacia adelante y planear no volver a hacerlo, pero ya no conviene ver hacia atrás y sentir culpa. Mejor…, agradecer lo noble que nuestro cuerpo puede llegar a ser donde cada día nos da la oportunidad de empezar de nuevo.

¡Pero qué deliciosa puede ser cierta comida!

Conferenciante inspiracional y motivador, escritor, médico, empresario.

Conferenciante inspiracional y motivador, escritor, médico, empresario.